ZABIVAKA, STALIN Y RASPUTIN: del 8 al 15 de julio de 2018

Terminó el evento más importante a nivel continental y termina esta forma de evaluar  lo bueno, lo malo y lo feo de Rusia 2018, recientemente culminada. Sin más dilaciones, daremos nuestros últimos evaluados, que fueron bien merecidos, por lo bueno, lo malo y lo feo que hayan hecho en la final.     La Selección […]

Terminó el evento más importante a nivel continental y termina esta forma de evaluar  lo bueno, lo malo y lo feo de Rusia 2018, recientemente culminada. Sin más dilaciones, daremos nuestros últimos evaluados, que fueron bien merecidos, por lo bueno, lo malo y lo feo que hayan hecho en la final.

 

 

La Selección Francesa de Fútbol

Contrariando la canción “Volver”, cantado por el zorzal criollo Carlos Gardel, que decía que 20 años no es nada. Veinte años fueron los que esperaron los aficionados de la Selección Francesa de Fútbol, para que LES BLEUS (en francés: LOS AZULES), saliera bicampeona. La hazaña lo hizo el entrenador Didier Deschamps, otrora pupilo del campeón de la 1ª estrella francesa en el mundial de 1998, Aimé Jacquet (Sail-sous-Couzan, Loira, 1941). La selección más multicultural de los últimos tiempos, tuvieron o tienen aún sus padres de diferentes países africanos y una parte importante, de padres franceses o españoles. La selección francesa hizo valer la 1ª estrofa de su Himno Nacional, LA MARSELLESA: “Vamos hijos de la patria, que el día de gloria ya llegó”.

 

Las Pussy Riot

Estas Chicas Malas Punk, que se hicieron famosas por una cantata punk contra el Presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Pútin, una vez más fueron famosas, por interrumpir por 25’’ un partido de fútbol tan importante como Francia x Croacia. Su breve invasión, fue ataviándose como policías de Rusia. Los ayudantes de Estadio o Steward, las detuvieron y se entregaron a la misma policía llevándolos a la cárcel de forma sumarísima.

 

El VAR

Sin lugar a duda razonable, se ha convertido en la parte más fea de la recientemente finalizada Copa Mundial de la FIFA RUSIA 2018. ¿Saben por qué les digo? Porque Néstor Pitana, el polémico árbitro internacional argentino, autorizó una jugada inexistente que se convirtió gracias al errado sistema de Video Arbitraje en la infamia de Mario Mandžukić (Slavonski Brod, 1986) de meter autogol en la portería de Danijel Subašić (Zadar, 1984).

TV en Serio

Un nuevo lugar para hablar de televisión... y en serio.
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com