Memoria en serio: Especial 30 años del Plebiscito (Parte 7) – Cronología de un día muy especial

Ya estaba todo listo, todo dispuesto, para que chilenas y chilenos fuesen a votar en el Plebiscito de 1988. En este artículo vamos a hablar acerca de cómo fue la cobertura, tanto por parte de la televisión como por las principales radioemisoras del país, y de cómo estas reaccionaron y dieron a conocer la información de los principales bandos, además del último cómputo dado a madrugada que ratificaba el triunfo de la opción opositora.

Ya estaba todo listo, todo dispuesto, para que chilenas y chilenos fuesen a votar en el Plebiscito de 1988. En este artículo vamos a hablar acerca de cómo fue la cobertura, tanto por parte de la televisión como por las principales radioemisoras del país, y de cómo estas reaccionaron y dieron a conocer la información de los principales bandos, además del último cómputo dado a madrugada que ratificaba el triunfo de la opción opositora.

Un mes antes del Plebiscito, diversos “microespacios” fueron creados para explicar a la gente la forma correcta de votar y las buenas prácticas del uso democrático de su derecho al sufragio, además de la siempre necesaria educación y formación cívica: En Canal 13 y la Red Telenorte teníamos a “Téngase presente” conducido por Javier Miranda (el que se repitió para las Elecciones de 1989 y las Municipales de 1992), mientras que en TVN estaba “Información Electoral” con Juan Guillermo Vivado y Mercedes Ducci.

Ese 5 de octubre muchas radioemisoras ofrecieron una transmisión maratónica que empezó desde la misma hora cero. Radio Cooperativa inició su operativo programando tres canciones: “Pronto Venceremos” de Jairo, “Libertad sin ira” del español Jarcha (canción simbólica para el proceso de retorno a la democracia en el país ibérico y que caracterizó a fines de los 70s la campaña de Adolfo Suárez, quien lideraba la comitiva de observadores democráticos) y “Cambia todo cambia” de Mercedes Sosa.

A las 7 de la mañana se inició la cobertura en los dos principales canales de aquel entonces: TVN poseía un equipo liderado por César Antonio Santis, Juan Guillermo Vivado, Eduardo Cruz-Johnson, Benjamín Palacios, Mercedes Ducci y Darío Rojas, quién sería el único que permanecería al final de la emisión; Canal 13 en tanto contaba con Javier Miranda y Bernardo de la Maza desde la redacción en Inés Matte Urrejola 0848. Canal 11 ofreció boletines horarios y una cobertura microscópica titulada “Panorama en el Plebiscito” que consistió en dos espacios especiales a mediatarde y en el primetime y UCV Televisión hizo la misma jugada centrándose en el voto porteño con microespacios de tres minutos desde las 15:00 horas.

Corrían las primeras horas y mientras los distintos personeros políticos ejercían su derecho a voto, según informaba Revista APSI en su recuento de los hechos, TVN daba a conocer fuera de la veda electoral una encuesta hecha por la firma Gallup que daba un triunfo hacia la opción SI desatando la alegría dentro del estudio, seguidamente tuvieron de panelista en el magazine al Profesor Mario Banderas y de la comentarista de espectáculos Yolanda Montecinos.

Transcurría la tarde y las filas y lugares de votación no daban abasto. Canal 13 realizaba su sobrevuelo por Santiago liderado por Eduardo Fuentes (un periodista de aquellos años y que luego fue colaborador de “Más Música”, no confundir ni con el cantautor apodado “Palomo” de mediados de los 90s ni con el conductor de “Mentiras verdaderas” de La Red), mientras que la cobertura del canal de los milicos daba paso a un magazine liderado por Cecilia Bolocco, César Antonio Santis y Antonio Vodanovic donde se habló hasta del lanzamiento del Transbordador Discovery.

A las siete de la tarde ya nadie estaba en sus casas, todos querían saber cual era el resultado de la votación. A las 19:35, Alberto Cardemil subia al estrado del Edificio Diego Portales para anunciar el primer cómputo, de apenas 79 mesas en Chile: 10.628 votos para el SI y 7.511 votos para el NO. Sin embargo, la cámara de Empresarios por el SI no le cree, mientras diversos cómputos entregados por radio seguian dando por ganador a la opción opositora. Mientras Canal 13 entregaba como es bien sabido por todos cortos animados como “El Correcaminos”, “Looney Tunes” y la serie “La pareja dispareja”, en TVN se emitía un foro donde partidarios del SI se aplauden el cómputo parcial.

La noche transcurría y un resultado concreto aún no era oficial, pero el clima de derrota dentro del oficialismo era evidente. En TVN por la noche debía emitirse un programa especial conducido por la dupla de “TVNoticias” de aquel entonces Vivado y Santis, sin embargo, según contó Sergio Riesenberg en el programa “TVN 40 años” en el 2009, no había nadie dentro de Bellavista 0990 y quienes debían estar para el espacio sencillamente no aparecieron, por ende, no le quedó otra que transmitir “Luz de luna”, la exitosa serie de acción que se emitía los martes en aquella época. Por su parte, Canal 13 seguía con sus series de relleno mientras Bernardo de la Maza clama por más resultados, reconociendo que el comando del NO tenía en su poder resultados que los favorecían. De inmediato esta acción motivó llamados por parte de Patricio Aylwin a Eleodoro Rodríguez Matte, amenazando con protestas al canal si no daban alguna información concreta.

Sin embargo, a la noche, se transmitía por Radio Cooperativa una cuña decidora. Fernando Matthei, a su ingreso a Palacio de la Moneda citado por el dictador Pinochet junto al resto de miembros de la junta, declaraba a la prensa: “Parece que realmente ganó el No, al menos para mí, lo tengo bastante claro ya”. Todos los miembros salen de la sede de gobierno esquivando la prensa.

A eso de las dos de la mañana, la realidad ya no se pudo ocultar y Cardemil salió nuevamente al estrado del Edificio Diego Portales a anunciar: 55.99% para el NO y 44.01% para el SI. Todos los miembros salen de la sede de gobierno esquivando la prensa.

La mañana del 6 de octubre fue de paz, tranquilidad y esa prometida “alegría”. La Alameda fue toda una fiesta de los miles de opositores que lucharon hasta el final y que, por la via pacífica y democrática, le dieron su negativa al Primer Infante de la Patria. Para el recuerdo quedará el abrazo y el apretón de manos de la gente con Carabineros. “Amplio triunfo del NO” rezaba el mesurado titular de La Época, a diferencia de los fervorosos y mesurados títulos de Fortín Mapocho: “¡Adios General, Adios Carnaval!”, “Corrió solo y salió segundo” y “Le ganamos la batalla con un lápiz”.

De esta manera, se desarrollarían nuevas Elecciones Presidenciales, junto con las parlamentarias, para el día 14 de diciembre de 1989, en el inicio de la llamada “Transición a la democracia”.

Reflexión final

Con este artículo, damos por concluido este especial dedicado a revivir, desde los días previos al inicio de campañas, las Franjas Electorales y el mismo día en el que el país estuvo en vilo esperando los resultados que dieron paso, posteriormente, al proceso de restablecimiento democrático que ocurrió en nuestro país.

Y lo hacemos con una reflexión sincera haciendo el paralelo entre lo que se vivió en esa época y lo que se vive ahora, donde la alta abstención y un desinterés completo de la ciudadanía, sobre todo de los más jóvenes, sumado al desencanto por la política en general, han motivado que hoy gobierne un cuestionado mandatario como lo es Sebastian Piñera. Para peor, muchos ven salida a un populista como lo es José Antonio Kast, junto con sus ataques personales y su mensaje de odio y discriminación.

Muchos no se dan cuenta pero votar es un acto muy hermoso: Sencillamente con un lápiz y un papel, miles de chilenos podemos expresar nuestra opinión, lo que nos gusta y lo que no, podemos elegir al mandatario que mejor nos representa. La ausencia de la educación cívica en los colegios ha causado que muchos añoren los tiempos de dictadura, ignorando que un régimen totalitario -sea del color que sea- es malo porque siempre trae muertes y persecución sistemática solo por pensar distinto.

Hoy muchos pueden decir lo que se les plazca de Bachelet o de Piñera, asi como de cada uno de los que nos gobernaron a partir del 11 de marzo de 1990, pero la diferencia entre este tiempo y la dictadura es que cualquier acción contra Pinochet -sin duda el ser más nefasto de la historia de Chile- podía costarte tu trabajo e incluso tu vida. ¿Y qué mejor forma de expresar nuestro descontento con un político que votando?

A esto sumémosle la labor de la prensa opositora al régimen, que también vivió pérdidas lamentables a manos de los represores y asesinos de estado como lo fue José Carrasco: Cumplieron una dificil pero encomiable labor de informar la realidad, sin el maquillaje ni la revisión de las pautas a la que era sometida la televisión en Chile. Y muchas veces solo con más ganas que presupuesto, se desarrolló un periodismo de primera línea que asumo que fue para el que nos basamos acá en TVenserio. Un espíritu de denuncia, pero sin perder la esperanza ni el deseo de que todo lo que ocurra pueda ser zanjado por quienes manejan los destinos del país.

¿Qué hubiese pasado en 1988 si se siguiese la misma lógica actual de “este país culiao penca tiene que acabarse” o “gane quien gane mañana igual tengo que ir a trabajar”? Estaría el dictador hasta 1997, por eso la acción de los políticos de la Concertación en aquel tiempo fue fundamental y vital para el triunfo de ese día. Porque el desarrollo de un país no solo puede ser posible con una adecuada política pública por parte de nuestros gobernantes, sino que con una democracia fuerte y estable.

Y esta democracia puede tener sus falencias, pero de todas formas es mejor que el terrorismo de estado, del cual Chile fue victima durante 17 años. 

Cuidémos nuestra democracia. Es la única forma de hacer valer nuestra opinión. Sea de izquierda, de derecha, de la ex Nueva Mayoría, de ChileVamos o de cualquier fuerza política que haga bien al país, acá no sobra nadie, y nadie tiene derecho a ser torturado, asesinado o exiliado por pensar diferente al gobierno. 

Roberto Caamaño

Creador de TVenserio.com, viciado en música y abriendome a las series. Ah, y adicto a las selfies. Todo eso mientras no estoy trabajando.