Vedetón para un final

Nuestro Telemaniático Segundo retorna para analizar el fin de la Vedetón y reprochar a quienes se quejan de la indefinida suspensión en las ’27 horas de amor’

Por razones obvias, tanto de su servidor como de este sitio, tuvimos que pixelar esto.

Por Telemaniático Segundo

Antes, en el 1978, corría otros vientos en la sociedad chilensis. Mientras la ONU en Nueva York condenaba la fea actitud que estaba haciendo la junta militar y con Pinochet a la cabeza, nuestro país vivía un experimento jamás intentado por entonces “Hagamos lo imposible” era la arenga para que la Sociedad Pro-Ayuda al Niño Lisiado consiguiera un millón de dólares para armar un cototudo centro de rehabilitación, gracias a un desconocido formato televisivo que rompiera los cánones de la duración, y como yapa y  manera de calmar el apagón del destape (tras el cierre de revistas como el Bim-bam-bum), a plena noche desfilaban las vedettes del momento en un encendido Teatro Las Vegas.

Hoy 2018, son otros vientos. Bachelet piensa ir a ver cómo anda Venezuela y chilenos que vivían por ahí mismo vuelven a su patria en un recinto de la FACH. Hoy se buscan 48 millones de dólares para ampliar algunos centros y mantener en vida los más de 15 centros que cuenta Teletón. El jueves 22, trajo una sorpresa para la torre farándula: la emblemática sección Vedetón, donde pasaron expertices y no tanto en la mal llamada “sensualidad” no va más en las 27 horas de amor. Tanto a Kreutzberger como a la fundación, ven que “la sociedad cambió y la Teletón tiene que ver también con un cambio social, no se puede quedar estancada”.

Si yo tuviera la fortuna de añadir una razón certera del porqué el finis a esa sección, tendría que ver con la condena social dada hacia los gestores, siendo Don Francisco quien argumentaba que, si creaba la varieté burlesque “yo me iría preso”. No es casual todo lo que costó reparar a millones de mujeres, y en especial quienes siendo famosas, sufrieron las garras del abuso tanto en el cine como en la tele (Nicolás López y Herval Abreu, respectivamente), y de cómo el “Me too” que se alzó, nos sirve para cambiar el chip y ayuda a repensar el cómo llevar 27 horas al aire sin morir en el intento.

Las piedras contra la medida no se hicieron esperar. Y proviene de gente quienes siguen estancadas en la mirada de la belleza por sobre el talento tales como Daniela Chávez, quien ironizó diciendo que irá el próximo año, se disfrazó de hijab (velo islámico) y trató de ‘talibán’ la decisión “represiva a lo femenino y sexy” ¡Por favor! ¿No querrás ser carne de cañón de nuevo para tallas crueles como lo hizo un tal Yerko? Mira a su alrededor, y fíjese que muchas mujeres YA NO piensan como tú. 

Quedé plop cuando Polo Ramírez (Bienvenidos, 13) y Cristián Sánchez (MBD, TVN) critiquen la medida porque sacan en parte, “parte de la escencia” de la Teletón, que es un error y deja a la sociedad ‘pacata’ ¡Ay, hombres de poca fe! Espéranse cuando sus señoras le den unas reprimendas por tales desatinos emitidos al aire. ¡Ah! y Javi Acevedo, cuando un canal cierra a las 2 o 3 de la mañana, nadie los ve, se duermen; y aunque esa sección subía como la espuma y generaba más aportes que la de un rucio millonario, tendría poca validez frente a dichos como las de Millaray Viera o la simpática Chiqui Aguayo, quienes ven como un avance este cambio y considera de alaraquientos quienes se quejan de sacar la Vedetón. Porque si la Vedetón volviera el próximo año, es porque la mano negra de Javier Valencia o el infame Lanús andan detrás mandando a reponer y a involucionar el país.

Así lo leyó ¡involucionar el país! eso es lo que hacía la Vedetón de 3 a 5 de la mañana. ¿Cuesta mucho el cambio? ¡Chitas que cuesta, pero hace muy bien! ¿Y cómo? fácil poh ¡El ta-len-to! ¿Qué parte de talento no entienden los aludidos en el párrafo anterior? Si no creen, mejor vean cómo hacen imitaciones los famosos, cómo genios desde Fabricio Copano a Jani Dueñas hagan reir el Teatro Teletón con el stand-up comedy, en fin, hay mejores formas de mantener despierto al público que poner por chorrocienta vez una revista del destape vanal. El “levántate papito, levántate mamita” seguirá siendo el mismo desde las 7, solo que cambia y evoluciona para bien con algo distinto, y sepultando la Vedetón en el mismo mausoleo donde descansan el cine erótico (cof, cof, cof, The Film Zone, cof, cof, cof), La Cuarta I y su sobrina “Bomba 4” y otros esperpentos que cosifican a la mujer y ha despreciado por culpa de la manga de pervertidos “hombres de la tele”.

¡Locos y locas pegoteadas aún en 1978! ¡Despabílense y delen oportunidad al talento este sábado por la madrugada durante la Teletón!

Telemaniatico Segundo

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com