El Ubicatex: Del 26 de noviembre al 2 de diciembre

Al igual que los chilenos en las diferentes sucursales del Banco de Chile en las últimas horas de la Teletón, nuestros ubicados aparecieron para decirnos hacia donde debe y no debe ir la televisión abierta chilena.

Al igual que los chilenos en las diferentes sucursales del Banco de Chile en las últimas horas de la Teletón, nuestros ubicados aparecieron para decirnos hacia donde debe y no debe ir la televisión abierta chilena.

La ubicada: Anitta en “Mucho Gusto”

Ya nos habíamos comenzado a preocupar. ¿Cómo era posible que en nuestra televisión el único que se atreva a romper el molde y llevar a músicos connotados a la pequeña pantalla sea TVN? ¿Por qué la TV privada seguía otros “cánones” de famosos que por muy rentables que sean, no te aseguran la estabilidad financiera y ponen en entredicho la calidad programática de cada canal?

Pero afortunadamente hay canales que aceptaron el reto y entendieron que no había que dejarle esa exclusividad a la TV pública, había que musicalizar toda la TV chilena. Porque igual, que solo un canal haga eso habla de lo impareja que estaba la cancha. Y en eso apareció “la sensación de la favela” en “Mucho Gusto”.

No cabe duda que Anitta es una de las cantantes más importantes en el pop latino (por mucho que en su propio país no la valoren, ¿a qué me recuerda eso?) y tenerla era como tener en los 80s a Yuri o en los 90s a Lucero. Guardando las proporciones, claro está. Y sin duda fue un acierto de Mega el tenerla en el matinal, lo que demuestra que la televisión privada puede nivelar para arriba junto con la pública. Y lo lindo de todo esto es que vuelve el “quién da más” por determinado artista, algo que era muy habitual en los 90s (acuérdense del pleito entre “Martes 13” y “Sal y Pimienta” por Alain Delon en 1995, o cuando en el mismo año una productora ofreció a Elton John a UCTV por 500 mil dólares) y que vuelve en gloria y majestad. A usted le puede gustar o no, está en su derecho, pero por nuestro lado y citando a Redolés: “Que venga, que venga, que nadie la detenga”.

La desubicada: Raquel Argandoña

No es primera vez que aparece de forma terrible en este resumen informal de la semana tevita, pero vaya que hace merito para hacerlo. Y esta vez en su programa “Sin límite” de Radio Agricultura reveló que Pancho Saavedra contrajo el Acuerdo de Unión Civil con su pareja, algo que hasta ahora era un secreto guardado bajo siete llaves por el hombre de “Lugares que hablan” y que fue una compañera de canal la que lo sacó.

No poh Raca. Con Panchito no. Esa es más que un despropósito, eso es derechamente una deslealtad con un compañero de televisora. El animador más exitoso de los últimos años no merece tener la privacidad ultrajada, ni mucho menos que revelen sus secretos o sus acciones sin su consentimiento. Él debería ver si lo revela o no, por eso son comprensibles las molestias y las quejas del curicano con la panelista de “Bienvenidos”.

Pienso yo, si Canal 13 deja pasar esta deslealtad (por no decir “m*****nada) contra uno de sus animadores clase A, deja una mala imagen ante el público. Y eso no es bueno. Hay que tomar medidas y que lo que hizo la Argandoña mayor no salga gratis.

La carepalo: Carolina de Moras

Se suponía que la Teletón era una fiesta de unidad entre los canales, sin embargo, las últimas horas en el Nacional se vieron empañadas por una pelea en la que ella, Angélica Castro y parte de los telefonistas se retiraron abruptamente de la transmisión, siendo solo cinco animadores los que estuvieron hasta el final en el último cómputo. Rumores iban y venian y los profarándula, que son buenazos para buitrear y peor en ocasiones donde no deberían, especularon hasta con que se había peleado con Rafael Araneda, su ex compañero en Viña y en “La Mañana” y con quien se distanció luego de lo de los audios de WhatsApp.

Esta guerra de egos en la que lamentablemente alguien que tenía en mi pedestal fue la protagonista empaña una gran noche en la que contemplamos el talento real de Becky G y Leslie Grace, la sorpresa vocal de Cali y El Dandee, el ensayo de CAMI para su show en Viña (que aprobó con creces) y los incombustibles Emmanuel y Raphael. Guerra de egos que solo favorece a los anti-Teletón-evento quienes con justas y loables razones critican estas actitudes tras las cámaras.

Pucha Carola, qué decepción. ¡Qué triste!

TV en Serio

Un nuevo lugar para hablar de televisión... y en serio.