El Monstruo también se equivoca: Artistas buenos que fueron devorados por la Quinta Vergara

¿Qué nos trajo hasta aquí? Habitualmente cuando se hace revisionismo histórico acerca del Festival de Viña y específicamente cuando toca hablar de aquellos que fueron devorados por el siempre implacable “Monstruo”, siempre nos remitimos a artistas “malos” y a humoristas “fomes”. Sin embargo, ¿quién se acuerda de aquellos artistas buenos que fueron comidos sin misericordia […]

¿Qué nos trajo hasta aquí? Habitualmente cuando se hace revisionismo histórico acerca del Festival de Viña y específicamente cuando toca hablar de aquellos que fueron devorados por el siempre implacable “Monstruo”, siempre nos remitimos a artistas “malos” y a humoristas “fomes”. Sin embargo, ¿quién se acuerda de aquellos artistas buenos que fueron comidos sin misericordia por el público de la Quinta Vergara?

Por eso, en TVenserio recordaremos todos aquellos excelentes artistas que lamentablemente no lo pasaron bien sobre el escenario más grande de Latinoamérica. Artistas a los que el público viñamarino les debe una disculpa.

Lucho Gatica (1992)

Es totalmente incomprensible: “El Rey del Bolero” fue tan grande que se codeó con los mismísimos Elvis Presley y Frank Sinatra, fue un referente tan importante en la música latina que todos los grandes de aquella época le hicieron un homenaje que fue transmitido por HBO Olé en su minuto, sin embargo en los dos homenajes que le intentaron hacer sobre la Quinta Vergara fueron paupérrimos y Gatica terminó siendo devorado injustamente por el “Monstruo”.

Bueno, cuando le preguntaron por lo que le intentaron hacer en ambas ocasiones, hablamos de 1992 y 2002, pues que dijo que “esos no fueron homenajes”. Todo indica que con el lío de Anita Tijoux, lo que le prepara Humberto Gatica este año no estará tampoco a la altura de uno de los mejores cantantes chilenos de la historia.

Fey (2005)

Ya habia estado en 1996 cuando mandaban los mexicanos y se llevó la Gaviota de Plata, y en ese año le tocó volver a ese escenario presentándose en la última noche del Festival. Sin embargo le tocó la mala fortuna de aparecer después de ese fenómeno de masas pudahueleras llamado Marco Antonio Solis (aunque seamos honestos, si no fuese por Mauricio Israel todavía seria muy de nicho), y su fanaticada muy displicente se la devoró sin misericordia.

En consecuencia, solo canto dos canciones en una instancia que sencillamente merecía más. Desde aquel entonces, solo recordar ese episodio me hace detestar aún más al “Buki” y a su fandom y la intérprete de “Azúcar amargo” no apareció más en estas tierras, lo cual es una lastima. Ojalá los festivales que hace José Antonio Edwards en TVN le den la revancha que esperamos, porque si se la dieron a los que vienen a continuación…

Los Tigres del Norte (2006)

Otra injusticia: Con recorrido gigante dentro de la música ranchera, ellos tuvieron su oportunidad en Viña 2006, sin embargo algo pasó que no tuvieron una buena recepción y se los comieron vivos en la Quinta Vergara. ¿Por qué es injusto? Porque guardando las proporciones son los Beatles de la música norteña y son referentes indiscutidos, junto a otros maestros como Vicente Fernandez y Javier Solis, en cuanto a raices mexicanas se refiere.

Afortunadamente se reencontraron con su público en 2014 en el Festival del Huaso de Olmué con un show completo, aunque con deficiencias vocales pero qué importa… A todo esto, y cambiando drastica y brutalmente de tema, ¿Cómo serían “Los tucanes de Tijuana” en el Patagual?

Dyango (1985)

Vamos ahora con un nuevo capítulo de “El público viñamarino es impredecible” porque después de un éxito rotundo en la edición anterior, el español volvió al año siguiente, pero su falta de novedad (motivo al que se le atribuyó su fracaso en su minuto) hizo que se lo sirvieran con papitas y aderezo, terminando con un mar de lágrimas arriba del escenario. También tuvo su desquite en la edición de 1990, donde salió mucho mejor parado.

Florcita Motuda (1992)

¿Por qué pifiaron a un genio incomprendido de la música chilena en democracia? ¿Será por lo de la banda presidencial cuando fue concursante de la Internacional en 1987? No lo creo. Pero su show no fue recibido por el respetable público, aunque el ahora diputado siempre participa de números específicos de Viña cuando se lo piden, como en la obertura de aquella complicada versión de 2012.

Xuxa (2000)

Y para cerrar este breve recuento, uno de los casos de ingratitud y hostilidad flagrantes más infames que me ha tocado ver en los años que llevo observando el Festi por la tele: La “reina de los bajitos” cantaba con el público el “Ilarié”, sin embargo recibió una respuesta ordinaria que hizo que estallara en llanto y decidiera no volver más a Chile. Horroroso y espantoso que nos demuestra lo terribles que podemos ser con algunos artistas.

Roberto Caamaño

Creador de TVenserio.com, viciado en música y abriendome a las series. Ah, y adicto a las selfies. Todo eso mientras no estoy trabajando.