Televisión del Siglo XX en medio del Siglo XXI

En los últimos días se ha conocido la noticia de que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) acogió el requerimiento de la Asociación Nacional de Televisión (ANATEL) de prorrogar el apagón de la televisión analógica al digital en cuatro años, por lo cual este proceso se debería consumar definitivamente en abril de 2024.

En los últimos días se ha conocido la noticia de que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) acogió el requerimiento de la Asociación Nacional de Televisión (ANATEL) de prorrogar el apagón de la televisión analógica al digital en cuatro años, por lo cual este proceso se debería consumar definitivamente en abril de 2024.

Desde 2009 el Estado ha propuesto diferentes formulas para la aplicación del apagón digital, ya han sido 15 años de largas decisiones y resquemores por parte de los operadores de televisión sobre la aplicación de esta norma que innova la forma de ver televisión, que expande sus canales tradicionales y que abre paso también a los operadores regionales.

Vemos con notable preocupación este nuevo retraso, no por el cariz de esta decisión, sino por el tiempo perdido en que los espectadores han tenido que esperar para vivir la nueva experiencia que debería haber abierto el espacio a muchos sectores de nuestra sociedad que no han tenido el debido espacio para poder exponer su cultura, desde minorías étnicas a las tan postergadas regiones, perdimos una oportunidad histórica para que el arte y la cultura pudiese tener un espacio amplio. Por el contrario, la televisión chilena ha entorpecido su camino del desarrollo y se encuentra en una crisis tanto de audiencia, como de credibilidad y de creatividad.

Por otro lugar, es una vergüenza como país que aun no hemos aplicado el apagón digital, sabiendo que países con más problemas sociales que Chile ya han aplicado tal medida. Chile fue el antepenúltimo país en iniciar la televisión en Latinoamérica, pero con enormes desafíos sociales que hacían a la televisión un “derroche de ricos” como lo dijo el entonces presidente Jorge Alessandri, hoy Chile es líder en muchos índices del subcontinente, pero que tiene una televisión que permanece con los estándares del Siglo XX ya entrando a la segunda década del Siglo XXI. Me atrevo a decir que no vamos a poder sentir plenamente de los beneficios de la televisión digital, ya que las plataformas móviles han subyugado algunas propiedades del nuevo sistema.

Parte principal de este atraso sin dudas lo tienen los ejecutivos de las estaciones de televisión, que han postergado esta determinación, y que en una triste paradoja han visto una caída notable de su negocio. Podemos sacar tantas conclusiones de estas decisiones erróneas, pero lo que más queda en claro que nuevamente el telespectador ha sido derrotado al perder otras opciones de sentirse parte de una comunidad que se constituye a través de las pantallas de televisión, no olvidemos que la televisión es un servicio publico, y que las estaciones concesionarias que operan las señales abiertas deben tener aquello muy en claro aquello, esperamos que reviertan sus erróneas determinaciones.

Hugo Cares

La televisión me gusta por rebote, me interesa conectar la importancia de la televisión como un medio masivo y sus nexos al poder.
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com