Eclipse 2020: Una gran oportunidad

Ocurrirá en Chile (hago esta columna antes del evento) un eclipse total del sol que no solo acapara la atención de los chilenos, sino de una gran parte del Mundo, un evento que dificilmente se volverá a repetir en muchos años, aunque un eclipse solar se vivirá en Villarrica en diciembre de 2020, tal vez la escenografía natural del cielo de Atacama y Elqui es propicio para los grandes fenómenos astronómicos.

Ocurrirá en Chile (hago esta columna antes del evento) un eclipse total del sol que no solo acapara la atención de los chilenos, sino de una gran parte del Mundo, un evento que dificilmente se volverá a repetir en muchos años, aunque un eclipse solar se vivirá en Villarrica en diciembre de 2020, tal vez la escenografía natural del cielo de Atacama y Elqui es propicio para los grandes fenómenos astronómicos.

A pesar de la expectativa, existen ciertas voces que critican la excesiva cobertura medíatica a este acontecimiento, que hay noticias más importantes, o que se está evitando hablar de importantes temas como el paro de los profesores, tratan incluso de comparar este evento con el último avistamiento del Cometa Halley en 1986, donde las propias autoridades del Gobierno dictatorial de la época (específicamente el exministro de la Secretaría General de Gobierno Francisco Javier Cuadra) reconocieron haber impuesto a la agenda pública la proliferación de este evento en consideración de los graves problemas generados por la lentitud del Gobierno en presentar las leyes que habilitarían los partidos políticos tras 13 años de suspensión partidaria. Pero hoy estamos en Democracia y sería dificil que un Gobierno manupule de tal forma las agendas de los medios; porque de verdad que este evento es vital para los medios tradicionales.

El surgimiento y proliferación de los medios OTT (Netflix, Amazon, prontamente la plataforma de Disney) ha mermado dramáticamente la sintonía de la televisión, pero existe un género que naturalmente no podrán competir con los medios tradicionales: las noticias y específicamente los grandes acontecimientos. Estos eventos solo pueden ser cubiertos por los medios capaces de tener la infraestructura para desplegar moviles, periodistas y personal para estar en vivo y en directo desde el lugar de los hechos, lo que sin duda lo tienen los departamentos de prensa, mientras que las plataformas OTT no osen a crear su propia plataforma noticiosa los grandes medioa no tendran competición, y sin duda estos grandes eventos haran que todos estemos pendientes de la televisión.

Pero eso no es todo, el interes por la astronomía generada por el eclipse sin dudas que enriquece la calidad de nuestra tan dañada televisión, María Teresa Ruiz, Mario Hamuy y sin dudas José Maza Sancho se han convertido en figuras de alta reputación ya no solo en los círculos académicos (los tres son Premios Nacionales de Ciencias Exactas) sino que en verdaderas figuras públicas. Desde los tiempos en donde Hernan Olguin y Eric Goles (dos grandes divulgadores de la ciencia, emulando a Carl Sagan y su documental Cosmos) no se había difundido tanto la ciencia por la televisión. Esperemos que esto no sea una golondrina que haga verano sino que un esfuerzo permanente a uno de los principios básicos de la televisión: educar a la población.

No debemos olvidar por último que los grandes eventos astronómicos han acompañado de una manera muy importante a la televisión. La llegada del hombre a la Luna en 1969 significó una de las primeras transmisiones en red nacional que luego originó a Televisión Nacional, muchas de las expediciones Apolo fueron exhibidas por la televisión de la mano de las nacientes transmisiones vía satélite, tambien fueron grandes eventos los lanzamientos de los transbordadores espaciales en los ochenta, por último, el último eclipse total de sol en noviembre de 1994 fue cubierto como un gran acontecimiento a traves de TVN y Canal 13.

Sin dudas que todos estaremos atentos al magno evento de la naturaleza, en un país donde pocas veces somos atención mundial, debemos sentirnos orgullosos por el privilegio de vivir estos fenómenos, y la televisión solo puede sacar lecciones positivas para el futuro. El eclipse es una gran oprtunidad para la televisión de reconquistar el tiempo perdido

Hugo Cares

La televisión me gusta por rebote, me interesa conectar la importancia de la televisión como un medio masivo y sus nexos al poder.
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com