Facundo Gomez no guarda buenos recuerdos de “Resistiré”: “Odié grabar ese reality”

Sus críticas se enfocan en los contenidos que tuvo el programa, que en su mayoría tuvieron que ver con experiencias extremas: “Fue una constante lucha conmigo y la producción. ‘No quiero hacer eso… ¿por qué lo tengo que hacer?’. Por ejemplo, no me gusta hacer cosas de asco como un licuado de cabeza de pescado con ojo de vaca… Neta, en mis 25 años de tele, una vez o dos caí en eso por iniciativa propia (…) pero como que no sé quién quiera ver eso… ver a un güey (tipo) que quiere vomitar. A mí no me divierte”

“Resistiré” finalizó y lo hizo sin pena ni gloria, con una sintonía escuálida que solo pudo despegar en su recta final, con acusaciones desde violencia fisica y psicológica hacia la mujer, de acoso sexual e incluso de maltrato animal, y con serios cuestionamientos de quienes alguna vez trabajaron en las grabaciones del teleencierro.

Por lo mismo, el conductor mexicano Facundo Gomez, quién fue el compañero de Diana Bolocco en el polémico programa en conjunto con MTV y TV Azteca, no guarda precisamente buenos recuerdos a la hora de recordar su experiencia: “Me iba a quedar desempleado y me ofrecieron conducir un reality. Y dije: ‘ah, pues, ya estuve en dos realities, ‘Big Brothers’ y ‘La Isla’, y me gustaría ser ya no la víctima, sino que el victimario’. Dije, ‘está buena la experiencia, es un reality de supervivencia, tipo ‘La Isla’, con concursos y votaciones. Bueno, orale, le entro’ (sic)”, recordó.

“Vete a la verga… lo difícil que es trabajar en un reality… Lo digo y hasta me estreso… ¡Sáquenme de aquí!”, aseguró luego.

Sus críticas se enfocan en los contenidos que tuvo el programa, que en su mayoría tuvieron que ver con experiencias extremas: “Fue una constante lucha conmigo y la producción. ‘No quiero hacer eso… ¿por qué lo tengo que hacer?’. Por ejemplo, no me gusta hacer cosas de asco como un licuado de cabeza de pescado con ojo de vaca… Neta, en mis 25 años de tele, una vez o dos caí en eso por iniciativa propia (…) pero como que no sé quién quiera ver eso… ver a un güey (tipo) que quiere vomitar. A mí no me divierte” (…) “Luego pues ves a estos güey que la neta sí están sufriendo, que sí lo están pasando mal… Les llevas cosas asquerosas y se las terminan comiendo por placer, porque no han comido en dos días. Yo decía ‘pobres güey’, y les metía chocolates”, agregó.

TV en Serio

Un nuevo lugar para hablar de televisión... y en serio.