Los “males endémicos” de los medios que la crisis en Chile se encargó de hacer notar

La crisis sigue escalando y escalando y hoy llegamos al día de Paro Nacional. Ya se avisora el primer mes de este estallido a la chilena y Piñera solo ha propuesto “soluciones parche”, mientras el país sigue luchando por lo que se considera justo en cualquier país serio. Y no, no hace falta ser “comunista” para buscar un país mejor, asi que deja tu binariedad de lado.

La crisis sigue escalando y escalando y hoy llegamos al día de Paro Nacional. Ya se avisora el primer mes de este estallido a la chilena y Piñera solo ha propuesto “soluciones parche”, mientras el país sigue luchando por lo que se considera justo en cualquier país serio. Y no, no hace falta ser “comunista” para buscar un país mejor, asi que deja tu binariedad de lado.

Lo cierto es que los medios, principalmente la televisión en Chile, han tenido un comportamiento más que irregular. La reunión que sostuvo Piñera con los directivos de las televisiones ha dado una muy mala espina y los sindicatos televisivos asi lo han hecho notar con mucha fuerza. Como sea, esta crisis nos ha dejado al descubierto miles de males endémicos.

La xenofobia o aprofobia encubierta

No es solo de televisión sino que de medios en global. El domingo pasado en Reñaca un gringo llamado John Cobin, supremacista blanco y que fue profesor de economía en la UNAB, atacó con una pistola a un grupo de manifestantes. Sin embargo, por parte de las cadenas solo se le llamó como “hombre disparó” o “persona dispara”.

A diario vemos noticias sobre asaltos, robos y asesinatos de extranjeros y de grupos organizados de narcotráfico pero, en el caso de que el victimario sea dominicano, haitiano o colombiano, se vocifera su nacionalidad con amplitud de volumen. Acá se le ha intentado bajar el perfil a su condición de fascista descubierto y que en sus redes sociales incluso ha anunciado que iba a cometer lo que cometió.

Ah pero fuese un grupo de haitianos que se va del país por razones “humanitarias” se emite hasta en el matinal en cadena.

https://twitter.com/goldeiquique/status/1193644472799764480

El clasismo

Otro elemento que se ha denunciado: En titulares sobre las acciones de habitantes de diferentes comunas, cuando se trata de una población vulnerable o de orígen humilde se les llama “pobladores”, mientras que si viene de Vitacura, Las Condes o Lo Barnechea, se les dice “vecinos”.

A diario vemos en espacios de entretención cómo gente “de buen ver” utiliza artimañas para humillar a alguien que viene desde abajo. Es el caso de Oriana Marzoli que acostumbraba a tratar de “barriobajera” a participantes desconocidas en los realities del Mega.

Y si a esto le sumamos que ningún canal habla de Lo Hermida o Villa Francia a no ser que ocurra algún siniestro ahí, terrible. Pues en ambas poblaciones se han organizado pacíficamente para detener a los malandros y para exigir mejores condiciones de vida.

https://twitter.com/elpandadebanksy/status/1192954781339443200

Una aparente tensa calma

Ya cantaba Sol y Lluvia en una de sus célebres canciones protesta: “A esta hora, justamente a esta hora, en que comienzas a sentir que nada pasa y todo pasa”. Una de las especulaciones después de la polémica reunión del régimen de Piñera con los mandamases de los canales es que se pidió expresamente que los canales volviesen a sus programaciones habituales “…y aquí no ha pasado nada”, queriendo causar la sensación de que luego de la gigantesca marcha ha finalizado todo.

No, aún no se ha conseguido nada y todo lo que ha ofrecido el presidente son soluciones parche. Por suerte en Chilevisión fueron conscientes y hubo mensajes de apoyo a la causa, principalmente de Jean Philippe Crettón quien al retomar “Tu vida, tu historia” dijo que “estamos de vuelta, pero no a la normalidad”.

Ningún intento de las cadenas por retomar su programación ha calmado los ánimos y las protestas siguen. Y de hecho, emisoras como Canal 13 han creado programas sobre la marcha como “Chilenos que hablan” y ahora recientemente “T13 PM”.

La “cuña polémica” que ya no resulta

Siempre se ha criticado la presencia de lideres de opinión “polémicos” quienes van a los diferentes programas con paneles en pro de la cuña polémica que asegure una buena audiencia y titulares seguros en portales de noticias, a favor o en contra.

Sin embargo eso sigue siendo un progreso antinatural, ya que se amplifica el llamado “discurso del odio” hacia orientaciones religiosas, sexuales y étnicas. Ya lo vimos la semana pasada cuando en “Bienvenidos” (Canal 13), Alberto Plaza aseguró que las marchas eran mandadas por Cuba, Venezuela y Rusia (!). El “pará la moto” de Claudio Arredondo no bastó, mínimo debieron los conductores haber intervenido y responderle con hechos y no con fake news.

Del mismo modo vemos de forma negativa que en “Estado Nacional” (TVN) se tenga de panelista a Mauricio Rojas, el mismo que duró un suspiro en su cargo de Ministro de las Culturas por sus polémicos dichos contra el Museo de la Memoria.

Ni para “contribuir al debate” pueden servir, ya que al fascismo no se le puede dialogar. Sino vean en España, donde hasta programas de entretenimiento llevaron al lider de VOX Santiago Abascal y terminaron siendo tercera fuerza en la repetición electoral, muy a pesar de un reportaje que decía que otra de sus caras visibles, Rocío Monasterio, había firmado proyectos como arquitecta aún sin poseer el título.

La manía de hacer de la crisis un “espectáculo”

El festival de la música tensa, de mostrar solo hechos de vandalismo como si fuese el Viejo Oeste, invisibilizar aún más los petitorios y las causas y centrarse en la violencia. Eso no puede ser tomado como si fuese el espectáculo de la noticia.

Miles de psicologos dicen que el uso excesivo de imagenes violentos genera tensión e inestabilidad mental. Es parte de la “doctrina del shock” que los directivos de prensa de los canales quieren cumplir a cabalidad, aún poniendo en riesgo su credibilidad y su prestigio para intentar salvarle el pellejo a este gobierno que está prácticamente en el tobogán.

Y encima hablando de “reconstrucción” como si esto fuese un terremoto. No amigo, acá se trata de un país que se cansó que después de 30 años de democracia, la cosa prácticamente no cambiara y siga igual a como lo dejaron los milicos, y que el Presidente opte por hacer oidos sordos y jugar a la guerra teniendo todas las de perder.

Aún con lineas editoriales claras, hay que mantener profesionalismo.

Y por úlitmo, pero no por eso menos importante…

Afuera la tienen más clara que adentro

No deja de ser llamativo que en medios extranjeros se hable más y mejor de la crisis que en nuestros mismos medios. De hecho, el reportaje sobre personas mutiladas por balines en los ojos por parte de Carabineros de Chile fue del New York Times, un medio que su servidor siempre tiene el gusto de leer. Y además, el único programa que pasó ese material fue “Asi somos” de La Red, el resto hizo como que no existió.

Programas como “Jornal Nacional” de Rede Globo, “La 2 Noticias” de La 2 de Televisión Española y un montón de medios argentinos han ofrecido también una extraordinaria cobertura que, a diferencia de nuestras televisiones, se ha centrado en la causa y efecto de la situación actual, llevando a historiadores y gente con más calle que la clase política que “no la vio venir” y que ahora se sienten los dueños de la receta mágica.

Es más, el noticiero de Telefé ha dado voz a los manifestantes mucho más que nuestras emisoras y han mostrado la represión de las fuerzas de orden del régimen. Asi como también la BBC de Londres y la NBC han pedido material de las protestas para mostrarlas en sus plataformas informativas. Es que ellos la tienen clarísima: No por mantener un negocio hay que renunciar a ciertos elementos importantes.

Roberto Caamaño

Creador de TVenserio.com, viciado en música y abriendome a las series. Ah, y adicto a las selfies. Todo eso mientras no estoy trabajando.
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com