Nadie se acuerda que cantaron en Viña un día: Hablemos de Martika

Con todos esos pergaminos, la organización del primer Festival de Viña en democracia resolvió traerla como uno de los números anglos más potentes del evento, junto con Faith No More, con el valor agregado de que iba a ser parte de ese jurado festival.

Fines de los 80s. La explosión de un nuevo tiempo se avecinaba asi como las dictaduras en Latinoamérica se esfumaban como el Muro de Berlín. En lo musical, sumergían varias corrientes: Las de las pioneras de la música teenager (Debbie Gibson y Tiffany, que ambas vinieron a Chile en diferentes estelares en 1991 y las dos estuvieron a puntito de estar en la Quinta Vergara), las voluptuosas que desafiaron a una sociedad conservadora y pacata (Samantha Fox y Sabrina Salerno, esta última que también pudo pisar el escenario de la Ciudad Jardín de no ser por los mismos moralistas) y las más adultas, las que apostaban a ser Clase A en ese periodo.

De inmediato se asoman geniales intérpretes como Belinda Carlisle (que pudo venir a cerrar la temporada 1990 de “Una vez más” de no ser por su altísimo caché), Taylor Dayne (que la rompió cuando vino al “Gran Rojo”) y la que vamos a reseñar a continuación: La cubano-estadounidense Marta Marrero. Martika para los amigos.

Ella conoció la fama desde muy pequeña. Según Wikipedia, fue parte del elenco de la película “Annie” (o sea, “Anita, la huerfanita”) y posteriormente, al igual que varias cantantes de este tiempo que se iniciaron en espacios para niños, estuvo en el clan del programa infantil norteamericano “Kids Incorporated” compartiendo rol con unas jovenes Fergie y Jennifer Love Hewitt. Basicamente, en ese programa ella y el resto de sus compañeros se dedicaban a hacer covers infantiles de las canciones de moda de entonces.

Pero Martika quería más, y fue como finalizando 1988 se lanzó con todo en su carrera como cantante con la excelentísima canción “More Than You Know”, un temong estilo “Madonna” que grita fines de los 80s por todos lados. Si bien alcanzó posiciones buenas para un debut de una novata en estas lides en el Hot 100 de Billboard, fue una buenísima carta de presentación. Nadie puede negar que era hermosa, además esos bailes le daban todo ese sabor cubano, junto con esas escenas de ella pololeando con su pareja del videoclip le daban su toque.

Y después vino su catapulta definitiva al estrellato: “Toy Soldiers”. Un himno contra las drogas que llegó al n°1 del Billboard en 1989, y que en julio de ese mismo año comenzó a exhibirse en “Sábado Taquilla” (TVN) y “Más Música” (Canal 13) su emotivo videoclip, en el que trata de ayudar a un amigo que cayó en ese flagelo, y donde él termina bajo la tumba. Fue tal el éxito que fue nominada al Grammy y hasta tuvo una versión en español llamada “Como un juguete” que incluso presentó en “Sábado Gigante” de Univisión.

Con todos esos pergaminos, la organización del primer Festival de Viña en democracia resolvió traerla como uno de los números anglos más potentes del evento, junto con Faith No More, con el valor agregado de que iba a ser parte de ese jurado festival.

Llega el 5 de febrero y una emotiva obertura daba inicio a Viña ’91. Sin embargo el día antes tenía que arribar la cubanoamericana en Chile, pero el vuelo Lan Chile en primera clase estaba copado, y además seis de sus doce maletas se habían extraviado en el intertanto. El miercoles debía actuar, sin embargo, su padre Gilberto Marrero pidió que postergaran su show porque no tenía los trajes ni las partituras para poder hacer las correspondientes pruebas de sonido.

Desde TVN le dijeron el miercoles que su presentación la haría el jueves, sin embargo, Martika dijo que podía cantar el sábado. Llegó ese día y el público no dejó cantar a Osvaldo Díaz debido a que el “monstruo” coreaba el nombre de la artista, de hecho, tal fue la furia que el mismo alcalde le pidió a la joven que subiera a apacigüar al respetable, lo que logró al precio de que ella junto a su progenitor estallaran en cólera.

En la sala de prensa nuevamente ardió troya: Ambos acusaron a la organización de ser “personas sin delicadeza ni tacto para tratar con gente decente, pues nos han mentido y también presionado para sacarnos del show”, apuntando a Daniel Lillo, Jefe de Prensa del Festival. Martika dijo “yo en este momento renuncio al Festival, mañana no integraré el jurado y no actuaré aunque me coloquen una pistola en el pecho, cosa que no van a hacer. Para responderle al público chileno que quería cantar, volveré a hacer un show gratuito”.

El alcalde de Viña del Mar de entonces, Juan Luis Trejo, acudió al Hotel Miramar a arreglar este embrollo y estuvo hasta las seis de la mañana con los padres de Martika, sin llegar a acuerdo, el cual solo se logró a las diez de la mañana del domingo, solo con la condición -según informó en su época TV Grama- que el edil citara a la prensa y explicara que lo ocurrido no era imputable a la artista, cosa que se cumplió en ese mediodía.

Eso si, lo único que faltaba es que eso mismo lo dijeran los animadores Antonio Vodanovic y Paulina Nin de Cardona cuando presentaran a Martika, pues en caso de no hacerlo ella no aparecería en la Quinta Vergara. Finalmente se presentó con solo tres canciones: “I Feel The Earth Move”, “Toy Soldiers” y “Water”, lamentablemente no tenía la espectacularidad que se tenía contemplada en un principio, “pero si demostrando que tiene talento” como aseveró la misma legendaria publicación. Y además se quedó una semana más en Chile grabando varias canciones en el estudio del ingeniero de sonido Hernán Rojas (¿el mismo que hoy es locutor de la Radio Futuro?) para su disco de ese año, llamado “Martika’s Kitchen” y hasta apadrinado por Prince.

Llegó el ’92, la última vez que la vimos fue en el show de Expo Sevilla de ese año y lamentablemente nunca más se supo de ella. Salvo hasta mediados de la primera década dosmilera donde con su marido creó el grupo “Oppera” y no volvió a Chile hasta 2014, siendo parte del “Festival HitParade” junto a Debbie Gibson (otra que estuvo a punto de venir a Viña en 1990 y 1991), Samantha Fox y Rick Astley.

Roberto Caamaño

Creador de TVenserio.com, viciado en música y abriendome a las series. Ah, y adicto a las selfies. Todo eso mientras no estoy trabajando.
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com