¿Vergüenza? ¡Poca!

Que más queda decir que nuestra Televisión se está yendo por el alcantarillado, y rodeado de pestilencias y vergüenzas. Durante esta pandemia, se ha mostrado lo peor de los matinales: Políticos que en vez de debatir soluciones van a hacer farándula de lo mismo, Vulnerando los derechos de trabajadores del mismo canal como el “Caso Viñuela”, coartando la libertad de opinar sobre el Gobierno y sus medidas insuficientes, y ahora… esto.

Tenemos entendido que hoy en día, el rating que maneja la empresa Kantar-Ibope es la que manda en los canales de televisión y que determina la popularidad de un grupo de personas que además influencian sobre la gente. No solo eso, permite que los canales tengan más publicidad y más ingresos económicos. Pero, como todos saben. Siempre tiene que haber un límite. Un límite que pueda rozar la ética, el buen gusto, el respeto a las personas y su privacidad.

A horas que la PDI descubriese el cuerpo de la menor Ámbar Cornejo (16) en la casa de su madre en Villa Alemana. Nuevamente la Televisión Chilena se ufanó de la desgracia y de las suposiciones como pasó meses antes con el “Caso Fernanda Maciel”. La denuncia formulada por la Fiscal a cargo del tema María José Bowen en un punto de prensa y transmitido a nivel nacional, formuló que presentará una acusación judicial contra un supuesto perito forense que había ingresado sin autorización de las autoridades y la familia al domicilio mencionado anteriormente con un equipo de un programa matinal.

Con el paso de los minutos, y por la activa participación se dilucido que finalmente se trata de Francisco Pulgar, quien afirma ser perito y trabajando en conjunto con el programa “Bienvenidos” de Canal 13, quienes a eso de las 10.48 de la mañana estaban rondando por el sector e ingresaron al lugar.

Nuevamente es cuando falla la ética periodística ante el tema, y no es la primera vez. Les quiero recordar amigos lectores, que el primer gran incidente ocurrido con el programa de la ex estación de la Universidad Católica de Chile (hoy en manos de Andronico Luksic Craig), ocurrió en abril del 2017 donde difundieron el Informe Ginecológico de Nabila Riffo. Lo cual a los días después se retractaron pidiendo disculpas iniciado el programa, dejando frente a las cámaras a Martin Cárcamo y a Tonka Tomicic.

Si esta editorial se ha publicado días después de las disculpas públicas, yo les podría decir que ya es demasiado tarde. Han cometido nuevamente un daño ético a la Televisión que es imperdonable, y que el linchamiento mediante Twitter, Facebook o cualquier otra plataforma parece ser lo justo. Lamento mucho por sus trabajadores, por una gran persona como el productor Patricio Valdivia, pero lo ocurrido el jueves en la mañana como se dice en el más fino lenguaje español (no castellano) es “Acojonante”. Porque juegan con el sensacionalismo, juegan con las emociones de miles de personas que los están viendo en la mañana y que quieren saber más de lo que ocurre y con responsabilidad.

Que más queda decir que nuestra Televisión se está yendo por el alcantarillado, y rodeado de pestilencias y vergüenzas. Durante esta pandemia, se ha mostrado lo peor de los matinales: Políticos que en vez de debatir soluciones van a hacer farándula de lo mismo, Vulnerando los derechos de trabajadores del mismo canal como el “Caso Viñuela”, coartando la libertad de opinar sobre el Gobierno y sus medidas insuficientes, y ahora… esto.

Parece que reafirmara, que los matinales comenzaron a morir, cuando lamentablemente Felipe Camiroaga se subió al “Casa 212” junto al equipo del Buenos Días a Todos y los 21 tripulantes a Juan Fernández, cuando desvirtuaron la función de ellos para solo generar polémica. Es casi a lo ocurrido en el 2000, los Estelares de las 22 horas, empezaron a morir cuando Gonzalo Bertran M.C. tiró la toalla al batallar contra el cáncer. O cuando las Telenovelas mueren en la década del 2010, repitiendo la misma trama (Gente de clase alta que se vuelve pobre, Thrillers típicos de venganza, no se invierte más allá de Santiago, etc).

Para terminar, mi consejo queridos lectores es solamente apagar este receptor por el cual todos hablamos en este portal, vivir y aprender a querer nuestra vida.

Jaime Betanzo

Etiquetas
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com