EDITORIAL | Los peligros de romantizar y financiar la violencia de género y las relaciones tóxicas

Los trabajadores tienen razón en hablar al respecto de cómo Mega gasta dinero en forma desmedida en rostros de diversa índole (y muchas veces con escaso o nulo talento) y a los ellos prácticamente les ofrecen migajas.

Todo tiene que ver con todo. Mega está en una profunda crisis financiera, Chilevisión está a medio cuerpo de alcanzarlos luego de seis años de liderazgo y a todo ello se suma un paro de trabajadores en el que el presidente del Sindicato del canal, Juan Carlos Riquelme, se refirió a aquellos “sueldos de Madonna” que reciben rostros que no aparecen en pantalla como Patricia Maldonado y Luis Jara.

Un reportaje de “La voz de los que sobran” habló de que Riquelme le planteó eso al mandamás del canal. “Se lo hice saber a Patricio Hernández, ´estás convirtiendo a MEGA en un monstruo con respecto a gastos, de plata, de sueldos y toda la cuestión’, estábamos llenos de actores gigantescos, de rostros gigantescos, millonarios. Yo le dije, ´Ojo ¿Qué va a pasar cuando no nos acompañen los números? ¿Qué vas a hacer con toda esta máquina?” declaró al citado medio.

Millonadas de dinero que les entregan incluso a diferentes personajes del submundo televisivo que hoy, a propósito de la reemisión del polémico reality “¿Volverías con tu ex?” me gustaría enfatizar. Anoche en la radio dije que en su minuto le pagaron una millonada a una persona como Oriana Marzoli que en la actualidad no puede ingresar a Chile por un juicio pendiente por un episodio de racismo en otro reality de la estación televisiva. ¡Y el canal todavía le aplaude todo! Viera usted por ejemplo en el Instagram del canal que vanaglorian sus episodios de violencia dentro del encierro emitido en 2016, o sea, poco menos que están romantizando la violencia de género en tiempos donde hay un gran debate sobre los métodos de entretenimiento de algunos canales.

Ya el nombre del espacio te da a entender que además, hay una idealización hacia las relaciones amorosas o amistosas de caracter tóxico. Dentro del ciclo han aparecido muchos episodios de discusiones entre parejas que prácticamente son una cuasi apología a la violencia de género. ¡Y Mega lo ocupó para obtener sintonía! Lo bueno es que el revisionismo histórico permite, además de todo aquello, ver que en Twitter varias personas están arrepentidas de dar manija a un programa que ofreció muchos episodios polémicos y repudiables por los que, además de todo, el CNTV de esa época no hizo prácticamente nada.

En “Resistiré” hablamos en este sitio que se invirtieron cerca de 96 millones de pesos en pagarle el sueldo a personas que tal vez son agraciadas físicamente, pero como personas han demostrado ser verdaderos “tanques a pedales”, como es el caso de Manelyk Gonzalez, Aida Nizar e Ignacia Michelson. Lo mismo, Mega romantizó la violencia de género (ya que hubo muchos episodios de “celopatía” que pudieron terminar mal) pero que, afortunadamente, la audiencia no lo avaló con su sintonía.

Los trabajadores tienen razón en hablar al respecto de cómo Mega gasta dinero en forma desmedida en rostros de diversa índole (y muchas veces con escaso o nulo talento) y a los ellos prácticamente les ofrecen migajas. Y luego se preguntan por qué están en crisis si los motivos están en sus propias narices.

Roberto Caamaño

Creador de TVenserio.com, viciado en música y abriendome a las series. Ah, y adicto a las selfies. Todo eso mientras no estoy trabajando.
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com