El Ubicatex (del 1 al 7 de marzo): Año nuevo, líder nuevo

Al fin apareció el Ubicado. Lo estábamos esperando, tiene su PCR negativo al día y espera que volvamos a la Fase 3. Y vino acompañado de un desubicado, un carepalo y alguien que se fue… ¡A la vela!

Al fin apareció el Ubicado. Lo estábamos esperando, tiene su PCR negativo al día y espera que volvamos a la Fase 3. Y vino acompañado de un desubicado, un carepalo y alguien que se fue… ¡A la vela!

El ubicado: Chilevisión

Lo lograron. Como bien lo decían las predicciones, el canal de Avenida Pedro Montt comenzó con un muy bien pie el 2021: Arrebatándole el primer lugar a un Mega cada vez más alicaído y que, en el caso de sus horarios fuertes, ha visto como su audiencia se ha aminorado a tal punto de llegar a CHV liderando durante febrero.

Un proyecto que nació en 2018 que tuvo como propósito cambiarle el rostro por completo a una televisora que se había conseguido una mala fama con “Yingo”, “SQP”, “Primer Plano”, los reportajes sobre la delincuencia en “En la mira” y un noticiero que usaba y abusaba del sensacionalismo. Después de la salida de Jaime de Aguirre y tras el pésimo periodo de Francisco Mandiola y su asesor “el alemán” Roost-Macías, llegó Jorge Carey Carvallo y el rostro no solo se rejuveneció, sino que la audiencia comenzó a subir. Aunque claro, en un principio el espacio farandulero de Francisca García-Huidobro seguía haciendo de las suyas pero al año siguiente lo cortaron, felizmente.

En todo caso, desde ese año hasta hoy ha pasado demasiado, hasta durante 2020, en pandemia y aprovechando el debilitamiento de la corporación televisiva del Grupo Bethia, agarraron vuelo con productos fuertes como “Pasapalabra”, el estelar de talentos “Yo soy”, el noticiero, el matinal “Contigo en la mañana” que le arrebató el primer puesto a “Mucho Gusto” que comenzaba su vía crucis.

Debe ser buenísimo para Carey el hecho de manejar un canal líder con honestidad y profesionalismo. Una estación en donde diversos estudios lo sindican tanto como el canal que más usan para informarse como la señal abierta de mayor credibilidad. Aún con la yayita de la tarde en donde hay cosas que no funcionan como la turca “El secreto de Feriha”, han ganado audiencia y los resultados están a la vista. ¿Cómo pulirlo? Eso queda en manos de las jefaturas, así como seguramente y a juzgar por la buena noticia que llegó a Turner, de seguro en Atlanta no van a venderlo a ViacomCBS. Insistimos: Sería un pésimo negocio. Uno del cual se podrían arrepentir.

El desubicado: Las coberturas del Caso Tomasito

Nuevamente los interesantes estudios de denuncias del Consejo Nacional de Televisión dan cuenta de una pauta programática llena de sangre. Ya se contabilizan 45 denuncias contra los noticieros de Mega, Canal 13 y Chilevisión por una cobertura llena de morbo y sensacionalismo respecto al caso de Tomás Bravo, con la agravante de que difundieron una hipótesis de que habría sido el “Tio Abuelo” aún cuando todavía la justicia no hacía su labor. Nulo respeto al debido proceso, poco espacio para voces disidentes y el carnaval de fiscales con sus teorías que poco aportaban dentro de los matinales.

Ante esto, fue justa la reprimenda en redes sociales por parte de la nueva presidenta del organismo Catalina Cuevas, quien instó a los canales de televisión a no convertir una tragedia en un espectáculo, lo que da cuenta de que la autoridad va a tomar cartas en el asunto siguiendo la senda de Catalina Parot, cuya seguidilla de multas no hizo precisamente que los ejecutivos cambiaran sus contenidos sino que las emprendieron contra el mensajero y no con el mensaje: Que la televisión chilena se estaba volviendo tóxica y violenta.

¿Es que para lo único que hay reuniones de los mandamases de los canales es para ponerse de acuerdo en criticar al que se atreva a contradecir los lineamientos programáticos de “el lugar donde se construye Chile”? Solo esas cosas suceden cuando no hay un control efectivo respecto a los contenidos, o cuando no hay minutas acerca de como se deben tratar ciertos temas, en especial los que competen a la vulnerabilidad de la infancia en nuestro país. Y no hablo solo por Tomás Bravo, sino que por Tamara y por Itan, este último que se supo que fue un Carabinero el que ejecutó el disparo, algo que fue cuestionado en “Hola Chile” tanto en “Aquí somos todos” con un llamado de la madre a Katherine Martorell para que le brinde ayuda y cumpla su palabra.

Necesitamos una ley que proteja a la infancia no solo de estas coberturas que rayan en el sensacionalismo, sino que también para proteger a los mismos de este tipo de contenidos, al menos dentro del horario familiar. En definitiva, necesitamos una ley de medios y que la Nueva Constitución asegure la presencia de una programación de calidad.

El carepalo: TVR apostando por un programa de farándula

Te Caché

No deja de ser llamativo que un género televisivo poderoso de facto haya terminado relegado al Instagram o a canales de baja alcurnia, como es el caso de TV+ con su “Me late” en sus emisiones tarde y prime. En todo caso, convengamos en que el Huevo Fuenzalida lo viró solo por nostalgia, y a veces como bien hemos dicho, hace mal estar romantizando que en la práctica ha resultado ser perjudicial para la televisión y la sociedad de nuestro país.

Ahora resulta que quien quiere tener su tajada en la “farándula amigable” (¿?) es la cadena de Mendizábal, quien confió en el portal farandulero para hacer un programa franjeado con la conducción de Carla Ballero y dos personas que todavía no ubicamos ni sabemos de dónde salieron.

En todo caso, no deja de ser cierto algo: Como hemos demostrado en nuestras redes sociales. La farándula dura estuvo lejos de ser un inocente juego de niños ni un “baño liberalizador” como bien lo definió el mismo Fuenzalida en una oportunidad, sino que era más conservadurismo disfrazado de entretención con orgullo y sin culpa: Desde los insultos de Sergio Rojas tratando de “mechera” a Perla Ilich como también llamando de “m*r*c*” a Mariana Marino, hasta “En Portada” llevando a una escort que trató de lo peor a varias personalidades públicas de forma gratuita, asi como la sexualización de menores en una nota de “Primer Plano” sobre Huaiquipán y Anita Alvarado.

Y asi y todo, el género que mandó a la industria televisiva a la quiebra, quiere volver. ¿Para qué? ¿Para alargar aún más la lenta y dolorosa agonía?

A la vela: El diario “La Prensa” de Curicó

Imagen

Hemos sostenido en determinadas ocasiones que no hay medio que sea objetivo ya que todos obedecen a su visión de país y su concepción de la realidad en cualquier ámbito que cubren. Incluso este mismo portal que ha manifestado una postura crítica acerca de los contenidos que se emiten en la televisión nacional.

Es en ese sentido donde nosotros defendemos la idea de que hay buenas y malas maneras de ejercer el llamado “sesgo informativo” que llaman algunos al tratamiento de diversos temas, sobre todo en medios grandes. El problema es que por “obedecer órdenes” terminan cometiendo yerros editoriales que resultan, por así decirlo, grotescos. Como es el caso de este diario de la ciudad maulina, que optó derechamente por hacer un montaje gráfico en su portada para borrar el logo de Celulosa Arauco del uniforme cuando fueron detenidos por ocasionar incendios en Molina.

Eso es derechamente desinformación y ocultamiento de la noticia en sí. Como han precisado en redes sociales, es de mal gusto ocultar las pretensiones que podría tener la empresa en este siniestro ocurrido en el Radal Siete Tazas, más aún cuando hoy por hoy los incendios de bosques son vistos con muy malos ojos diciendo hasta que los producen las inmobiliarias para construir sus edificios de departamentos y oficinas.

Y bueh, nos quejamos siempre de El Mercurio, La Tercera y La Segunda, pero en regiones tampoco es que lo hacen mejor. Y lo peor es que en esa ciudad son constantes las pretensiones políticas de ciertos medios, como lo son RTL o hasta la misma Condell de Multihogar.

TV en Serio

Un nuevo lugar para hablar de televisión... y en serio.