Un sector abandonado por el estado durante la pandemia: “Mentiras Verdaderas” abordó la crisis de la cultura

Andrea Gutiérrez y Nestor Cantillana abordaron en el estelar de La Red la problemática del sector, en el día en que un grupo de trabajadores del gremio protestaron en el lugar donde vive la ministra Consuelo Valdés.

A raiz del lamentable abandono del estado y del Ministerio de las Culturas hacia dicho sector, un grupo de trabajadores de las artes escénicas acudieron a protestar hasta el domicilio de la jefa de la cartera, Consuelo Valdés, por las paupérrimas condiciones en las que se encuentran dichos gremios. Debido a esto, anoche en el programa de La Red “Mentiras Verdaderas” se realizó un conversatorio con la gestora cultural y actriz Andrea Gutiérrez y el reconocido actor Nestor Cantillana.

Gutiérrez enfatizó que “La precarización es anterior a la pandemia en el mundo de las artes y en el mundo de la cultura. La precariedad y la capacidad de sobreescribir se manejaba siempre en innumerables proyectos, uno no trabaja en un solo proyecto para poder sobrevivir en el mundo de las artes, uno trabaja en varios proyectos a la vez. Cuando eso se cae como un dominó a través de la pandemia queda en condiciones muy complejas, ¿no?”.

Luego reveló datos decidores: “Hoy día tenemos cifras súper demoledoras, el 20% de los trabajadores de la cultura ha dejado la actividad artística como su ejercicio y su trabajo, el 44% ha visto disminuido radicalmente su trabajo en la actividad cultural, el 20% está recibiendo aproximadamente entre cero y cien mil pesos al mes, y el 45% no ha recibido ninguna ayuda desde el estado para esta pandemia”, dijo Andrea.

“Entonces tenemos cifras bastante demoledoras que dan cuenta de una trayectoria de la precariedad en el ejercicio pero además de una poca valoración de lo que es el trabajo artístico, el trabajo cultural que ha sido relegado al mercado y que hoy día incluso si tenemos que hablar de la verdadera reivindicación de nuestro sector es ser considerado trabajadores y trabajadoras”, concluyó.

Por su parte, el recordado “Raúl Escudero” en “Romané” enfatizó que “Lo que uno espera de sus autoridades, de la gente que te está representando es que se la juegue por la gente que te tiene que representar, con los artistas, con los actores, por la gente de la danza, los técnicos. Muchas veces la gente solo piensa en los actores que están cesantes pero es una cantidad enorme de personas. Diseñadores teatrales, dramaturgos, productores, escenógrafos, es mucha gente”.

Luego apuntó sus dardos hacia la ministra Valdés, declarando que “Uno espera de un ministro o una ministra que esté ahí peleando en el parlamento por más recursos, la gran excusa que se ha dado es que no puede dar asignaciones directas. Entonces solo se ha respondido con fondos concursables, y cuando tú tienes angustia, cuando no tienes plata pa’ comer, no puedes ponerte creativo para pensar en un proyecto porque tampoco puedes celebrar si ganaste un fondo porque sabes que otro perdió para que tú ganaras”.

“Necesitamos cambiar la mirada, nosotros esperamos del ministerio y de las autoridades que realmente se la jueguen, que cuando nosotros escuchamos, leemos por la prensa textos tan desafortunados como que la persona que debería velar por tus intereses cede y cree que un peso que se saque a la cultura no importa si va para otro lado, es que no está entendiendo que la pandemia visibilizó una precariedad muy grande en nuestro gremio, pero ya existía antes como decía Andrea”, puntualizó Cantillana.

Luego, Eduardo Fuentes realizó una reflexión diciendo que “Si uno trata de verlo racionalmente es lógico que una partida presupuestaria que se saca de acá puede ir a otro lugar, pero lo que hay de fondo es mirar la actividad cultural como un ente suntuoso, como algo que hoy día no es necesario de tener. Cuando hemos visto que efectivamente las personas se han refugiado a ver series, a ver cine, a leer, a tratar de buscar ese alimento para el espíritu que te saca de este mierdal -perdón la expresión- de una sociedad que te agobia, que te asusta, donde no hay certeza de nada, donde la gente está haciendo poco menos que mandas para tratar de hacer un pequeño aporte de aquí o de allá, donde la gente se organiza por una olla común”.

“Ese mundo angustiante se libera a través del arte, y sin embargo se ve el arte como algo suntuoso, como algo que fuera el manjar en la torta, no es así. ¿Por qué crees tú que se termina viendo así? Incluso, y a mí me sorprende viniendo de una persona como la ministra que viene del ámbito, que no es un ingeniero comercial que pusieron ahí en medio”, cerró Fuentes.

TV en Serio

Un nuevo lugar para hablar de televisión... y en serio.