EDITORIAL | Karim Butte la cantó y el mismo Chilevisión nos lo hizo saber

Desde el canal de WarnerMedia tomaron una actitud correcta a la hora de abordar el hecho que dejó fuera de pantalla por tiempo indefinido al profesional, por saltarse las medidas de prevención de COVID-19 que el mismo canal promueve en sus pantallas.

Coherencia y consecuencia. Así podríamos definir la cobertura por parte de Chilevisión de un error pandémico y mayúsculo que cometió un periodista dentro del mismo canal. Karim Butte, quien llevaba más de veinte años dentro de la estación televisiva, quizás vivió como su carrera dentro del periodismo se incendió tras ser uno de los detenidos en la fiesta clandestina que el exjugador y comentarista de ESPN, Dante Poli, realizó contra todas las medidas y disposiciones anti-COVID en su departamento en la acomodada comuna de Lo Barnechea.

Y es que no es para menos. Desde la televisora están haciendo una intensa campaña para prevenir el contagio de Coronavirus, que pese al incuestionable avance de la vacunación, los números no ceden por pura tozudez gubernamental. Por lo tanto, podría dar una mala imagen ver a uno de los suyos haciendo lo contrario a lo que se promueve desde las pantallas del 11.1 a todo el país.

“Contigo en la mañana” (que fue el que reveló la noticia en la estación), la edición de la tarde de Chilevisión Noticias (que hasta ayer era uno de los anclas junto con Viviana Encina) y “Contigo en directo” tuvieron que poner el pecho a las balas y leer el comunicado que llegó a varios medios, incluyendo a nuestro portal. Humberto Sichel, dentro del espacio de la tarde de la cadena, tuvo que hacer frente a los infaltables cuestionamientos de las redes sociales, diciendo que “nosotros somos claros frente a todos ustedes y sin duda (era) una fiesta clandestina. Es lo que hemos dicho durante esta jornada, para que quede claro”.

“Aquí no hay nadie tratando de ocultar un hecho ni haciéndose el tonto. Aquí cada uno está enfrentando lo que corresponde” dijo tajante el profesional, señalando además que le tocará enfrentar todo el peso y rigor de la ley por saltarse todos los protocolos sanitarios.

Lo de Karim Butte y la correcta cobertura de Chilevisión me recuerda, una vez más, al que últimamente aparece como ejemplo recurrente dentro de rectitud televisiva en este sitio: La industria de Estados Unidos. En NBC se ha informado como varios de sus “rostros ancla” eran removidos o degradados por polémicas respecto a su profesionalismo, así lo demuestran los casos de Brian Williams (quien fue despedido del NBC Nightly News luego de mentir sobre su currículum, siendo relegado a un programa nocturno en MSNBC) y Matt Lauer (quien fuera despedido del “Today” luego de una seguidilla de acusaciones de acoso sexual).

La actitud de Chilevisión de transparencia y condena del hecho recalca una vez más que más importante que llegar al liderazgo es cuidarlo. Hace diez años, Butte hacía ese mismo escándalo y era justificado, tan-tan en el popín y aquí no ha pasado nada (como ocurrió con Francisca Merino cuando trató de “carita de nana” a Anita Tijoux en “SQP”), pero ahora el panorama es distinto: Un error puede costar más que pantalla, sino que una carrera y credibilidad, y si una acción puede generar que se extinga, muchas gracias y hasta pronto.

Roberto Caamaño

Creador de TVenserio.com, viciado en música y abriendome a las series. Ah, y adicto a las selfies. Todo eso mientras no estoy trabajando.