América Televisión en vías de crisis de credibilidad debido a apoyo a Keiko Fujimori en el ballotage peruano

Un grupo de periodistas de la cadena peruana renunció tras despidos a la directora de noticias por no plegarse al apoyo público hacia la hija del exdictador.

Durante la última y controvertida elección presidencial en Perú, varios canales locales han tomado posición abierta y, en su mayoría, por la candidatura de Keiko Fujimori, hija del exdictador que gobernó entre 1990 y 2000 y que, presuntamente, usó la misma táctica que su padre: Comprar las lineas editoriales de las televisoras.

Las cadenas más grandes fueron partidarios de la candidata de Fuerza Popular, sin embargo, fue América Televisión quien podría pagar los platos rotos de una nueva crisis de credibilidad.

Fue así como ayer trascendió que un grupo de periodistas de la señal abierta así como de su señal hermana de noticias, Canal N, habrían sido despedidos por no alinearse a la posición pro-Keiko del canal 2.1 de Lima y Callao. Las renuncias, en su mayoría, afectaron al programa político dominical de la televisora, “Cuarto Poder”.

Los desafectados fueron la directora de América Noticias, Carola Miranda, y el productor de Canal N, Carlos Fonseca. Y es que muchos acusan que la llegada de Gilberto Hume como director periodístico supuso una clara inclinación a favor de Keiko por parte de la cadena líder en sintonía en el país de Mario Vargas Llosa.

Ante los despidos, los periodistas pertenecientes al espacio de opinión presentaron sus renuncias en señal de apoyo a los profesionales que salieron de la corporación televisiva, y lo hicieron a través de una carta que esgrimía que “Las razones de nuestro desacuerdo con la nueva línea informativa fueron dadas a conocer al directorio en dos cartas en las que detallamos los sucesos que colisionaban con los principios rectores de la institución, el derecho a la información y la ética periodística, los que defendimos hasta el último día. Esta decisión, de dar un paso al costado, fue aceptada por la empresa de común acuerdo con nosotros”.

Además clarificaron que “En la práctica, han sido despedidos a raíz de la carta que enviaron al Directorio de América Televisión, en la que también alertaron sobre hechos que resultaban contrarios a la pluralidad periodística en la última etapa de la campaña electoral”.

Del mismo modo, un grupo de directivos del Grupo La República, que es parte del accionario de Plural TV, empresa matriz de América y Canal N, solicitaron un pronunciamiento del Tribunal de Ética de la Prensa Peruana.

Otra señal de apoyo vino desde la cadena ATV, en donde la periodista Juliana Oxenford escribió en su cuenta de Twitter que “Conozco a casi todos los periodistas de Cuarto Poder, he trabajado con algunos, y puedo dar fe de su calidad periodística. Mi absoluta solidaridad y reconocimiento a su valentía. América tiene todo para hacer periodismo pero han preferido hacer campaña política. Una pena”.

La historia de Keiko Fujimori, la hija bendita

Los apoyos hacia Keiko Fujimori han sido incluso fuera de la veda electoral, ya que la candidata apareció el pasado viernes, cuando la campaña política estaba prohibida por ley, en el espacio juvenil “Esto es Guerra”. Asímismo, ha sido continua invitada en los magazines de la cadena como el matinal “América Hoy”.

Asimismo se ha denunciado que el Grupo El Comercio, accionista mayoritario de Plural TV, ha plegado toda su artillería mediática para favorecer a la progenitora del dictador de facto publicando a través de diarios como El Comercio (el decano de los diarios en ese país), Perú 21, Ojo y Trome, portadas en contra de Pedro Castillo.

Una práctica que no es nueva ya que en el año 2000, algunos de los llamados “Vladivideos” exhibieron como Vladimiro Montesinos sobornó a varios canales de televisión, incluyendo el mismo América Televisión, para favorecer durante varios años a Alberto Fujimori. Eso explica la presencia de programas popularescos como el continentalmente célebre “Laura en América”, conocido por pujilatos en cámara y humillaciones en directo hacia las personas que iban al programa de la conductora, ferviente adherente del fujimorismo, que hoy está radicada en México.

TV en Serio

Un nuevo lugar para hablar de televisión... y en serio.