EDITORIAL | Acá tenemos que aplaudir

La cobertura de los canales de la TV chilena respecto a la instalación de la Convención Constitucional ha demostrado que el cambio de paradigma en el medio está más cerca de lo que creemos.

Muchas veces se ha criticado el rol de la televisión chilena durante el Estallido Social, enfocándose principalmente en los disturbios en vez de los petitorios de un mejor país. Canales como el 13 y Mega han estado pagando un precio muy alto por su rol en dicha oportunidad, sumado a que la televisora de Andronico Luksic ha lucido una línea editorial que, a juzgar por lo que se emite en ciertos matinales o ediciones del noticiero, termina siendo una letra muerta.

Pero el domingo, en un día trascendental para el país, debemos decir que la cobertura de la instalación e inicio de las funciones de la Convención Constitucional ha sido impecable, responsable y 100% profesional. Y se ejecutó algo que desde este sitio tanto reclamábamos, sobre todo el lunes pasado cuando ningún matinal televisó los juramentos de los nuevos alcaldes: Transmitir esperanza.

Como nunca antes en la vida republicana de nuestro país se vio un absoluto compromiso con el proceso histórico que vive nuestro territorio: Desde la absoluta preocupación por si iba a realizarse ese día la ceremonia solemne tras la suspensión por los disturbios en las cercanías del Ex Congreso Nacional junto con la pataleta de la Lista del Pueblo, hasta el desarrollo completo del mismo cuando se retomó la normalidad y los 155 convencionalistas declararon a viva voz “si, aceptamos”. Y todo lo que vino después: La elección de Elisa Loncón como presidenta y luego de Jaime Bassa como vicepresidente.

Los días posteriores, cuando ocurrió el enésimo papelón gubernamental -a la que el piñerismo nos tiene tristemente malacostumbrados- con la falla en la logística, los noticieros de los cuatro canales grandes han adoptado un tono crítico, poniéndose del lado de los constituyentes y culpando al desafectado Francisco Encina, asi como viendo con malos ojos la designación “de consuelo” de Catalina Parot en su reemplazo.

Hemos dicho en reiteradas ocasiones de que el cambio televisivo hacia el nuevo Chile no será de la noche a la mañana, y junto con repetir el llamado a la cordura, estamos viendo con muy buenos ojos el tono que ha adoptado cada canal con prensa respecto a este hito de nuestro país. Esperamos, eso sí, que dicho compromiso con el debido proceso se prolongue y se mantenga este rol que los medios televisivos han adoptado para con esta hora que afronta este territorio, que ya no está para lamentaciones ni resignación por lo que pudo ser y no fue, sino que para construir “todos a una” una nueva y renovada etapa.

Roberto Caamaño

Creador de TVenserio.com, viciado en música y abriendome a las series. Ah, y adicto a las selfies. Todo eso mientras no estoy trabajando.