EDITORIAL | Permítannos subirnos al árbol

Por un deber empírico, porque creemos en los valores de la democracia, y por el debido derecho a la libre expresión, es que nos subimos al árbol de la esperanza y la unidad con Boric.

Quien crea que la calidad de la televisión es incompatible con quién es el presidente de un país está rotundamente equivocado. De las buenas o malas decisiones de nuestros gobernantes depende la economía de un territorio, una crisis como la que tenemos hoy por hoy (y la que se avisora desde China a partir del año entrante) puede causar bajas en el presupuesto de los canales, y con ello, una merma en la calidad de la misma, que tendrá que usar y abusar de contenidos muchas veces cuestionables.

Hoy día nuestro Chile está en una encrucijada tremenda entre dos opciones completamente disonantes. Y de la elección de cada uno de nosotros y ustedes depende el futuro de nuestra patria y de las plataformas por las cuales nos informamos, pues su sostén siempre es el económico.

Por eso, y a juzgar por su programa y su apartado en medios, es que como TVenserio.com creemos que el de Gabriel Boric es el único de los contendores de esta segunda vuelta que garantiza la plena libertad de expresión de los canales de televisión y su desarrollo óptimo y sustentable. Desde un robusto sistema de medios públicos que abarque televisión, radio y contenido digital; hasta nuevos sistemas en las que pueden formar parte desde municipios hasta universidades, pueblos originarios y organizaciones de la sociedad civil. Todo ello que sirva para que cada televidente pueda elegir donde informarse, recibir cultura y entretenerse.

Asimismo, valoramos que se garantice el libre ejercicio de los trabajadores de dichos emporios comunicacionales y condiciones óptimas de trabajo. De nada sirve tener credibilidad, audiencia y rentabilidad económica si no se lo reditúas a una gran e importante parte de tu planilla con igualdad salarial y un trato justo, evitando la explotación o los contratos infrahumanos en algunos casos, desde Radio Biobio hasta La Voz de los que Sobran.

Reiteramos que en su programa no habrá control de los contenidos de los canales, siendo reemplazado por el impulso a otras fuerzas y opciones que vengan acompañadas de libertad creativa, editorial e informativa. Además de un apoyo a las culturas y a la difusión de las distintas artes presentes en nuestro país. Pero de que efectivamente estas propuestas se transformen en realidades dependen integramente de usted.

Por eso, en esta segunda vuelta, no debemos ser neutrales. Por un deber empírico, porque creemos en los valores de la democracia, y por el debido derecho a la libre expresión, es que nos subimos al árbol de la esperanza y la unidad con Boric. La violencia y la persecución solo dará como resultado que nos odiemos los unos a los otros, y eso puede ser en absoluto peligroso incluso para nuestra industria televisiva, que podría caminar en la cornisa de defender la democracia o callar por acción u omisión.

Creemos en el órden y desarrollo, pero acompañado de la paz y el respeto entre cada uno de nosotros. Y eso se extrapola a la televisión y a la calidad de la misma.

TV en Serio

Un nuevo lugar para hablar de televisión... y en serio.