Domingo en Serio

Mitos sobre la televisión chilena que la crisis se encargó de enterrar

Falta poquitito para que la crisis en Chile cumpla un mes y ya se lograron acuerdos importantisimos: Plebiscitar la posibilidad de cambiar la Constitución y lograr una Convención Constituyente (o sea, una Asamblea Constituyente con otro nombre), muy a pesar de la cara de desazón de Ena Von Baer y Jacqueline Van Rysselberghe.

Mega, el gran perdedor de la cuestionada cobertura de la crisis

Pero las coberturas televisivas han dejado muchos sabores y sinsabores debido a la connotación criminalizadora, densa y agresiva que han adoptado. Está claro que nadie se salva y muchos de los actores sociales que aparecieron durante estos días llamaron a informarse con la radio (con justa razón), pero a juicio nuestro y seguramente de usted también, hay un perdedor indiscutido: Mega.

La injusticia de los sueldos en la televisión chilena

Solo a los brillantes ejecutivos de nuestra pequeñísima pantalla se les ocurriría semejante despropósito, que es otro más de los errores que convirtieron a esta década tevita en una “década perdida”

Por ser una Argandoña…

Acá me pongo Frank Grimes: Lo más terrible es que a otro rostro común y corriente lo o la tendrían entre ceja y ceja si se manda los viajes cada dos semanas y falta a las grabaciones de una novela o de un espacio cultural, pero a ella puntualmente no. Le perdonan todo. ¿Por qué? Porque es una Argandoña.

Razones para una nueva televisión chilena

Sin duda la presencia de la programación basura en las formas que se vieron en Chile (porque en algunos países vaya que se cometen excesos que todavía no se transgreden, cosa de ver lo que pasa en Argentina o en Perú) han convertido psicológicamente al televidente chileno en una persona amargada y sobre todo violenta, vulgar, sin empatía ni respeto con el resto y que solo piensa de forma individual y egocéntrica

Cuidado con el pragmatismo in extremis

A Mega le está a punto de pasar lo mismo: Si analizamos desde un punto de vista objetivo, su programación que apuesta a la efectividad podría jugarle una mala pasada.

Telemisoginia: ¿Qué hacer con los casos de violencia hacia la mujer en nuestra pequeña pantalla?

Nuevamente la “entretención con orgullo y sin culpa” deja graves secuelas en la industria televisiva. En unas semanas terribles, el mal manejo de los temas relacionados a los femicidios en nuestro país sumado a intimidaciones y bullying contra las mujeres en el reality de Mega marcaron a fuego el quehacer televisivo.

Televisión y presupuestos: Porque a veces menos es más (y viceversa)

Tres ejemplos de que “con poco se hace mucho” y un ejemplo de “todo por nada”, y en ambos dice mucho sobre la televisión actual. Y también habla de derribar la disyuntiva de que los programas de calidad son caros o los de “menor factura” son malos

Por más semanas como esta…

Esta semana fue intensa en la televisión abierta, porque tres artistas estuvieron en programas importantes: Tini Stoessel y Paulina Rubio en “MILF” de TV+ y la mexicana Marisela en “Rojo” de TVN.

De “Game of Thrones” a “Chernobyl”: HBO si sabe reinventarse

Ni siquiera fue necesaria hacer la pregunta de cómo podrá sobrevivir Home Box Office sin una de sus vedettes más cotizadas, porque ya tenían un as bajo la manga.